Métodos de estudio para oposiciones: ¿Uso temario o estudio directamente de la ley?

PIN Chica mirando libro- Método de estudio - temario o ley

Hoy vamos a analizar recomendaciones y consejos básicos para empezar a estudiar oposiciones. Y una de las dudas habituales es, ¿Qué métodos de estudio uso, temario o ley?

Para poder ayudarte en esta carrera de fondo que es preparar una oposición, voy a intentar darte información clara y sencilla de los métodos de estudio para oposiciones que mejor me han funcionado a mí.

Voy a valorar dos opciones, siempre desde la base de que es la primera vez que preparas una oposición. La primera opción es que hay una convocatoria abierta y la segunda opción es que quieres empezar a preparar oposiciones, aunque no te hayas presentado todavía a ninguna convocatoria.

Caso uno; tienes una oposición ya convocada a la que te has apuntado con expectativas de tener examen en los próximos meses, céntrate en los temas que entran para ese examen.

Usa temario para estudiar

Si  es la primera vez que preparas una oposición y no puedes permitirte ir a una buena academia, invierte en un libro que recopile todo ese temario, hay varias editoriales como MAD, ADAMS, CEP y también opciones bastante económicas para descargar en pdf como tutemario y temariosenpdf. Es decir, de los dos métodos el idóneo aquí es usar temario y si puedes complementarlo con la ley.

Primero estudia los temas, y por cada tema que termines haz los test que correspondan. Yo soy muy partidaria de hacer test online, te permite hacerlos en cualquier sitio y así puedes repasar aunque no estés en casa delante de los libros.

Para que sean más fiables mejor usar plataformas de test como Opositatest u Oponline, que te ofrecen mucha variedad y mensualidades relativamente asequibles, además a veces hacen promociones.

En la red también hay webs donde encontrarás test gratuitos, pero la fiabilidad de estas siempre será menor ya que no se dedican profesionalmente a ello y corres el riesgo de que no estén actualizados.

En este caso uno, la desventaja es que si nunca has estudiado oposiciones es difícil que en unos meses estudiando saques plaza o quedes bien posicionado en caso de que se constituya bolsa, pero que eso no te desanime, porque practicar haciendo exámenes es tan importante como estudiar, hace que enfrentes la oposición con menos nervios. 

Caso dos; preparar una oposición aunque no haya una convocatoria abierta. Esta en mi opinión es la opción ideal porque tienes tiempo a prepararte bien y por lo tanto más opciones cuando llegue el momento de pasar el examen.

Estudia directamente la ley

Mi recomendación aquí es que utilices el otro de los métodos, estudia directamente la ley, es lo que preguntan y el temario te limita más.

Una vez que has estudiado las leyes que caen con más frecuencia en todas las oposiciones del Cuerpo Administrativo de cualquier Administración, solo tienes que ir sumando los puntos extra que van añadiendo en los temarios que vayan saliendo a medida que se vayan abriendo las convocatorias.

Los temarios de oposiciones del Cuerpo Administrativo de cualquier Administración suelen coincidir entre un 70% y un 80% (esto no es un dato estadístico exacto, es lo que yo he aprendido estos años).

Por ello dentro de los métodos recomendados, aunque inicialmente empieces con un temario acabarás estudiando la ley directamente.

Todo esto está muy bien, pero seguro que ahora estás pensando “Vale Covadonga, pero ¿cómo sé yo cuales son esas leyes?”

Pues yo poco a poco iré creando secciones en mi blog con cada una de ellas y acabo de pensar que  mientras voy generando ese contenido, voy a escribir un post relacionando las leyes comunes más habituales que necesitarás en la mayoría de las oposiciones de categoría C1 Administrativo o C2 Auxiliar Administrativo.

Otra opción muy buena es mirar alguna convocatoria anterior y buscar esos temas, si la última convocatoria ha sido reciente, es probable que se parezca bastante.

Es muy importante también ir haciendo test a medida que avanzas con las leyes.

Aprovecho para comentarte que en cada sección dejaré los enlaces para que puedas descargar directamente desde el blog la ley de la que hablo en cada momento.

Sacar una plaza como funcionario es un camino largo, agotador y en muchas ocasiones tendrás ganas de abandonar, pero recuerda siempre que el éxito es de los que resisten hasta el final.

Si estás interesada en tener más información sobre este tema u otros temas de oposiciones, recuerda suscribirte a mi canal de YouTube y a mis redes sociales de Facebook e Instagram, donde regularmente publicaré novedades para estar al día de las últimas convocatorias.

¡¡Y recuerda que estudias para vivir tus sueños!!